martes, 23 de octubre de 2012

El Narcisista / Por: Nestor Troncoso

LA PERSONA NARCISISTA
 
Se caracteriza por una sensación exagerada de importancia y por una preocupación extrema de sí misma. Sobrevalora su habilidades o se cree poseedor de destrezas que solo existen en su imaginación.
 Son hipercríticos de todos y se creen que son los jueces de todos. En su juicio acerca de los “defectos” de los demás creen que lo que opinan son conclusiones dignas de ser grabadas en el mármol de la historia. La realidad es que los defectos que ven en otros son proyecciones de sus propios complejos y culpas.
Los narcisistas "conforman grupos donde la envidia y el rencor es el común denominador; en el ámbito personal su plática ronda sobre ellos mismos y sus conquistas sexuales o amoríos, así como su riqueza sea esta real o imaginaria
 
SU DELIRIO DE GRANDIOCIDAD
 
Normalmente utilizan medios de publicidad o el rumor social para descalificar, agredir o arremeter contra quien esta en desacuerdo con el o a quien no se somete a sus manipulaciones egoístas buscando con esto el desacredito de la otra persona y el reconocimiento de los demás para si mismo.

 
Como carecen de la capacidad de amar, usan a sus cónyuges e hijos como si fueran herramientas de sus propósitos, no importando exhibir a su propia familia con tal de que el quede como la victima o quien tiene la razón ante los ojos de todo mundo.
 
Todo lo que les atrae es el dinero y la ostentación. Aunque les duele verse obligados a dar, porque lo que desean es recibir.
 
Pero, cuando dan, tratan de obtener retribución inmediata. Si esto no sucede, sin titubeos echan en cara y piden que lo dado sea devuelto --- si es que haberlo dado, ya no les conviene.
 
Cuando reciben, lo primero que averiguan es el valor de lo que les obsequian --- el problema siendo, que lo que reciben nunca es lo suficientemente costoso, si es para ellos. Pero, las cosas cuestan mucho cuando son para los demás.
 
Son expertos en gastar el dinero ajeno y como los políticos, economistas o abogados de la variedad montaraz; se sienten felices en asuntos de dinero, su único dios y amo…
 
Como el abogado y el político aprovechador, el dinero que manejan lo roban sin resquemores porque en su fantasía sienten que pueden apropiárselo sin temor ---- porque asimismo se juzgan omnipotentes.
En el simbolismo universal del psicoanálisis, que Freud aplicara a la interpretación de los sueños. Él entendió que nuestro desarrollo psicosexual procede de un modo centrífugo de una relación narcisista con nuestro cuerpo, a la relación con otros.
 
Para el niño aun sin sexo, el falo simboliza una expresión del poder anatómico de su propio cuerpo, el cual compite con la expresión de poder del padre y la envergadura del pene del mismo, lo cual el niño siendo indefenso alcanza una expresión dramática mostrando de diferentes maneras su poder imaginario.
 
Entonces, todo lo grande, todo lo poderoso, todo lo que subyuga y conquista es un símbolo fálico… Un automóvil ostentoso, grande y caro es… "un falo” al igual un arma que intimida, una alhaja brillante etc.
Finalmente, porque son egocéntricos tienden hacia la inclinación homosexual, la que niegan haciendo alarde de la promiscuidad heterosexual sin amor asociado. Porque amar a otros les resulta imposible.
 
Cuando los limites del contacto social son rebasados por una idea delirante o irreal, estos cruzan una línea delgada que peligrosamente los vuelve psicópatas, asesinos seriales, violadores sexuales o suicidas. No se sabe en que momento se cruza esta línea ni existe síntoma visible alguno, esto solo se diagnostica mediante pruebas científicas realizadas por un profesional en la materia.
 
Síntomas de la persona con trastorno narcisista:
 

· Reacciona a la crítica de otros con sentimientos de rabia, vergüenza o humillación.
 
· No titubea en aprovecharse de otros para lograr sus metas, aunque las víctimas sean sus padres, sus cónyuges o sus hijos.
 
· Exagera sus logros y talentos.
 
· Exhibe preocupación con fantasías de éxito, poder, belleza, inteligencia o amor ideal.
 
· Espera irracionalmente ser tratado como un gran personaje.
 
· Requiere atención y admiración constantes, para eso puede gastar sumas de importantes de dinero en medios de comunicación.
 
· Carece de empatía aunque el cree que todo mundo lo admira y lo respeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario