jueves, 20 de septiembre de 2012

El caso Florence Cassez puede seguir congelado hasta 2013




















Esperan una nueva composición de la primera sala de la SCJN.

El caso Florence Cassez puede seguir congelado hasta 2013

Magistrados coinciden en la violación al debido proceso.

Jesús Aranda

Periódico La Jornada
Lunes 10 de septiembre de 2012, p. 17

Casi seis meses después de que la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aplazó la discusión del amparo presentado por la ciudadana francesa Florence Cassez en contra de la sentencia de 60 años de prisión, el asunto está congelado ante la falta de acuerdo de los tres ministros que están en favor de amparar a Cassez, acusada de secuestro y, de acuerdo con fuentes judiciales, no hay fecha para que el asunto sea listado.


Trascendió que la diferencia de opiniones entre la ministra instructora, Olga Sánchez Cordero, y Arturo Zaldívar y José Ramón Cossío sobre las condiciones en que sufragarían en favor del amparo, podría repetir la votación ocurrida el 21 de marzo pasado y provocar que al final de cuentas la acusada tenga que cumplir la sentencia en los términos establecidos por un tribunal federal, lo cual sería absurdo, cuando tres de cinco ministros que integran la primera sala consideran que el proceso en contra de Cassez fue inconstitucional, porque se violaron las garantías del debido proceso.
Los informantes no descartaron que ante la falta de acuerdos, la ministra instructora opte por esperar hasta el año entrante para presentar su proyecto, buscando que el ministro que llegue a la primera sala en sustitución de Guillermo I. Ortiz Mayagoitia, quien dejará el cargo el 30 de noviembre próximo, apoye su iniciativa.
En la sesión del 21 de marzo pasado no se alcanzaron tres votos para tomar una decisión, ya que Sánchez Cordero y Zaldívar votaron por otorgar el amparo “liso y llano” y, con ello, conceder la libertad inmediata a Cassez.

En tanto Cossío se pronunció por un amparo “para efectos”, en el que la SCJN ordenara eliminar los testimonios inducidos y las pruebas ilícitas, para que un tribunal colegiado emita una nueva sentencia que permita reducir la sentencia.
Jorge Pardo votó en contra del amparo, aunque reconoció que hubo violaciones al proceso legal, mientras que Ortiz Mayagoitia se opuso tajantemente al amparo.
Fuentes judiciales confirmaron que si bien Sánchez Cordero está convencida de que Cassez debe quedar en libertad, debido a las graves violaciones al proceso penal, pues su caso está viciado de origen por el montaje televisivo realizado, la ministra estaría dispuesta a cambiar el sentido de su voto para que se logre una mayoría en favor del amparo.
Ante las posturas encontradas de Zaldívar y Cossío (que no han variado desde la sesión de marzo) se ve difícil que el asunto sea listado en la primera sala, porque la votación sería la misma y tendría que iniciarse un procedimiento interno en la Corte, como llamar a un ministro de la segunda sala para que vote el asunto, lo que sería contraproducente, porque es casi seguro que votaría en contra del amparo y con ello, la sentencia de 60 años de Cassez ya sería definitiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario