viernes, 4 de diciembre de 2015

Reikiavik, una ciudad libre de productos israelíes



La ciudad de Reikiavik, capital de Islandia, decidió este año boicotear a todos los productos fabricados en Israel. El Consejo de la Ciudad votó en septiembre en favor de no comprar ningún producto fabricado en Israel mientras que dure la ocupación israelí de los territorios palestinos.

La moción aprobada fue presentada por Björk Vilhelmsdóttir, concejala de la Alianza Socialdemócrata. Según la misma, la Ciudad boicoteará los productos israelíes “mientras dure la ocupación de los territorios palestinos”.

La moción fue también una señal de que la ciudad de Reikiavik apoya el derecho de los palestinos a la independencia y de que Islandia condena “la política israelí de apartheid contra los palestinos”.

La decisión fue recibida con desmayo e irritación por el gobierno israelí. Un responsable del Ministerio de Exteriores, israelí, Emmanuel Nahshon, denunció la decisión islandesa como “motivada por el odio” a Israel.

La decisión de la Ciudad ha motivado también a empresarios y consumidores islandeses a boicotear los productos israelíes.

Otros países nórdicos como Finlandia, Suecia y Noruega, han tomado también posiciones de liderazgo en lo que se refiere al boicot contra Israel. En Mayo de 2015 la dirección del Festival del Pueblo Mundial, celebrado en Helsinki, la capital finlandesa, prohibió al Fondo Nacional Judío, una entidad israelí, participar en dicho evento anual “debido a la existencia de dudas acerca de la legitimidad de sus actividades”.

Tras el incidente, el embajador israelí en Finlandia, Dan Ashbel, contactó con responsables del Ministerio de Exteriores finlandés para expresar su ira por la decisión, pero el Ministerio respondió que “se trata de un evento privado sobre el que el Ministerio no tiene ninguna influencia”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario