martes, 27 de octubre de 2015

LIDIA CACHO DE SUS CUARENTA MILLONES DE PESOS RECIBIDOS DEL GOBIERNO FEDERAL NO RINDE CUENTAS

LIDIA CACHO :

 

 Please support the blog by clicking the Skip ad signboard in your top right corner.

Por favor apoya este blog al darle click a Saltar publicidad localizado arriba y a la derecha.


 

      

Lidia Cacho Compartía los grandes escenarios de los supuestos defensores de los Derechos Humanos, al igual que con los criminales, ella jactándose de buscar castigo de los maléficos "pederastas" se espantaba del muerto y se abrazaba de la mortaja, acudía puntualmente a recibir sus respectivas deducciones anuales de impuestos ($$$$$$) y extendía las facturas respectivas de su A.C, que todos conocemos; compartía también el escenario con las fundaciones de Carlos Slim, de ROSA VERDUZCO La Gran Familia, VAMOS MÉXICO de MARTHA SAHAGUN sobrina de Marcial Maciel (PEDERASTA UNIVERSAL) que también cobraba al fisco con sus fundaciones y ONGs Legionarias de Cristo y "cáritas", "un kilo de ayuda", "la ciudad de la alegría" y decenas mas cobrando del Fisco Federal, así el famoso grupo "AGUSTÍN PRO JAUREZ" y otras maravillas de seudo DEFENSORES DE Derechos HUMANOS, sirviéndose de nuestros impuestos para su uso casi personal, LIDIA CACHO , pago con SU SILENCIO CÓMPLICE por estas beneficiosas prerrogativas a sus favor... Así también los intelectuales del país han de cobrar del fisco y no dijeron absolutamente nada de la responsabilidad de los pederastas del clero y de la Gran Familia donde se cometieron delitos de lesa humanidad mas crueles. 



¡DICEN DEFENDER DERECHOS HUMANOS COBRAN POR ESO AL GOBIERNO Y HACEN EL PAPEL DE CÓMPLICES DEL CRIMEN ORGANIZADO! ¡LIDIA CACHO OMITIÓ DENUNCIAR PEDERASTAS DEL CLERO Y D E LA GRAN FAMILIA Y APOYO A ESOS ABUSOS CON SU OMISIÓN Y COMPROMETIDA POSTURA TENDENCIOSA AL CRIMEN PEDERASTA!
http://www.shcp.gob.mx/…/reporte_donatarias_autorizadas_201… ¡CHEQUEARLO POR FAVOR...COMO CONVIVÍAN LOS PEDERASTAS EN HACIENDA...!TAMBIÉN SON RESPONSABLES DE ESTADO POR RECIBIR BENEFICIOS PÚBLICOS DE TAREAS QUE NO CUMPLEN Y SI TERGIVERSAN!

      LA CIAM DE LIDIA CACHO $39,638,619.00 CASI CUARENTA  MILLONES DE PESOS, en los últimos años sin hablar de otras fundaciones y ONGs, que detenta con profesionales para la hacer política, grilla , linchamientos y cacerías para corromper y comprar prensa y premios diplomas y distintivos..La Sra. conocida como doña Verdad y/o Democrática totalitaria llamada LIDIA CACHO, tiene sus ONGs, muy guardaditas , muy ocultas y detrás de la parafernalia que dice ser la gran lideresa oculta algo ¿que ocultara fuera de ese discurso de INCENDIARIA, de provocadora y confrontante? ¡OCULTA DINERO MUCHO DINERO! a quien le importara que su dinero provenga de recursos públicos, lavado o de procedencias dudosas, ¿por eso los oculta a la hora de sus apariciones publicas radicales que mas bien parece que tiene hambre y habla como si tuviera mucha hambre!



El espíritu de la sociedad civil de las organizaciones No gubernamentales es y debe de ser un espíritu democrático en su constitución y conductas de su miembros, donde la RENDICIÓN DE CUENTAS, LA TRANSPARENCIA, LA PARTICIPACIÓN EN LA TOMA DE DECISIONES, PARTICIPACIÓN Y EVALUACIÓN DE SUS SOCIOS , ASÍ COMO LOS MECANISMOS DE RECLAMO Y COMPENSACIÓN PARA REPARAR LAS FALLAS Y DESEMPEÑOS INADECUADOS. Lastima que LIDIA no nos brinda un mínimo ejemplo ella no contempla tantos demonios cercanos a su ONG denominada CIAM (Centro Integral de Atención a las Mujeres, CIAM Cancún A.C) . bajo le esquema de hacienda Federal.










¡CLARO QUE LA SOCIEDAD CIVIL NACIONAL DEMANDAREMOS LA RENDICIÓN DE CUENTAS A ESTA OCULTISTA!


 Hay que desarrollar una nueva etapa sustentada cotidianamente en una ética social, con valores de tolerancia, respeto, transparencia y rendición de cuentas, y equidad ante la Ley. Esto resulta hoy fundamental para reconstruir las relaciones deconfianza entre gobernantes y ciudadanía.
 

Desde nuestra experiencia, estas son las bases necesarias para una nueva forma de relación efectiva y confiable entre una ciudadanía proactiva y gobernantes dispuestos a coordinarse con los distintos sectores de la sociedad, para construir el bien público, el bien de todos.

Una organización que rinde cuentas tiene un sistema efectivo de gobernabilidad interna.
 

La palabra “gobernabilidad” (en inglés governance) se deriva del latín y significa “pilotear, guiar, dirigir”. En general, el término se refiere a la manera en que se asume, transmite y ejerce el poder dentro de una sociedad u organización. Según los estudiosos de teoría política occidental, “buena gobernabilidad” significa compartir la facultad de tomar decisiones a fin de que el poder y los recursos no queden en manos de un solo individuo o grupo.
 

En el sector público, la buena gobernabilidad se basa en un sistema de frenos y contrapesos para los tres poderes de gobierno (el legislativo, el ejecutivo y el judicial), que incluye un proceso de consultas periódicas entre autoridades gubernamentales y el público en general para que la ciudadanía les exija cuentas de sus actos y vele por el interés público.
 

En organizaciones sin fines de lucro, la buena gobernabilidad opera de manera muy similar. Una organización practica adecuadamente la gobernabilidad cuando cuenta con un sistema interno de frenos y contrapesos para garantizar que se busca el interés público. Para las ONG, la buena gobernabilidad se basa en diferenciar a las funciones gerenciales y las de gobierno; y en la distribución del poder de toma de decisiones entre ellas. Dicho arreglo ayuda a restringir y a moderar el control que puede llegar a ejercer un individuo o grupo, a garantizar la buena administración de los recursos de la organización y a mantener el espíritu de servicio al público (véase el recuadro ¿En qué consiste la buena gobernabilidad?). 

ONG define buena gobernabilidad como “proceso transparente de toma de decisiones mediante el cual de manera efectiva y responsable el liderazgo de una organización sin fines de lucro dirige los recursos y ejerce la autoridad con fundamento.

1 comentario:

  1. Hay que desarrollar una nueva etapa sustentada cotidianamente en una ética
    social, con valores de tolerancia, respeto, transparencia y rendición de cuentas, y
    equidad ante la Ley. Esto resulta hoy fundamental para reconstruir las relaciones de
    confianza entre gobernantes y ciudadanía.
    Desde nuestra experiencia, estas son las bases necesarias para una nueva forma
    de relación efectiva y confiable entre una ciudadanía proactiva y gobernantes dispuestos
    a coordinarse con los distintos sectores de la sociedad, para construir el
    bien público, el bien de todos.
    Una organización que rinde cuentas tiene un sistema
    efectivo de gobernabilidad interna.
    La palabra “gobernabilidad” (en inglés governance) se deriva del latín y significa
    “pilotear, guiar, dirigir”. En general, el término se refiere a la manera en que se asume,
    transmite y ejerce el poder dentro de una sociedad u organización. Según los
    estudiosos de teoría política occidental, “buena gobernabilidad” significa compartir
    la facultad de tomar decisiones a fin de que el poder y los recursos no queden en
    manos de un solo individuo o grupo.
    En el sector público, la buena gobernabilidad se basa en un sistema de frenos y contrapesos
    para los tres poderes de gobierno (el legislativo, el ejecutivo y el judicial),
    que incluye un proceso de consultas periódicas entre autoridades gubernamentales
    y el público en general para que la ciudadanía les exija cuentas de sus actos y vele
    por el interés público.
    En organizaciones sin fines de lucro, la buena gobernabilidad opera de manera muy
    similar. Una organización practica adecuadamente la gobernabilidad cuando
    cuenta con un sistema interno de frenos y contrapesos para garantizar que se
    busca el interés público. Para las ONG, la buena gobernabilidad se basa en diferenciar
    a las funciones gerenciales y las de gobierno; y en la distribución del poder de
    toma de decisiones entre ellas. Dicho arreglo ayuda a restringir y a moderar el control
    que puede llegar a ejercer un individuo o grupo, a garantizar la buena administración
    de los recursos de la organización y a mantener el espíritu de servicio al público
    (véase el recuadro ¿En qué consiste la buena gobernabilidad?).
    ONG define buena
    gobernabilidad como “proceso transparente
    de toma de decisiones mediante el cual de
    manera efectiva y responsable el liderazgo de
    una organización sin fines de lucro dirige los
    recursos y ejerce la autoridad con fundamento
    en valores compartidos”.

    ResponderEliminar