lunes, 14 de mayo de 2012

ANTE LA FARSA ELECTORAL: LUCHEMOS POR LA INDEPENDENCIA POLÍTICA DE LOS TRABAJADORES



ANTE LA FARSA ELECTORAL: LUCHEMOS POR LA INDEPENDENCIA POLÍTICA DE LOS TRABAJADORES
El sistema electoral es una estafa. Las elecciones están hechas para engañarnos para pensar que podemos decidir sobre nuestra propia vida, cuando en la supuesta “democracia” es el dinero de los capitalistas lo que decide quién gana. El Estado es un instrumento de fuerza para imponer los intereses de la clase dominante, y el gobierno es su comité ejecutivo, sus simples gerentes. Ya sea con “jugadas sucias”, o mediante la compra de votos, los partidos patronales (PRI-PAN-PRD-MORENA-PVEM-PANAL) se aseguran de obtener el “voto popular”. El sistema está hecho para actuar en contra de los intereses de los trabajadores y a favor de los patrones. Por eso no damos apoyo político a ninguno de los partidos capitalistas en competencia, y buscamos organizarnos con quienes busquen luchar por una sociedad en donde no se reproduzcan relaciones piramidales de poder ni de liderazgo, y donde se promueva el autogobierno de las y los trabajadores, actuando por el bienestar de todos los oprimidos.

Ahora que la mayor parte de la “izquierda” se compromete a AMLO, abandonando sus críticas, los revolucionarios debemos actuar contra la corriente. Llamamos a los trabajadores a romper las ataduras que encadenan a los sindicatos “independientes” al frente popular de colaboración de clases en torno a AMLO, y a movilizarse en la construcción de la organización revolucionaria de los trabajadores, independiente de todos los partidos y políticos burgueses.

Sabemos, que el PAN y el PRI son partidos que se han dedicado al saqueo y venta del país, y que sus dirigentes son unos criminales, unos rateros y asesinos. Pero señalamos también que el AMLO se rodea de la misma gente, y que es un “centroizquierdista” tibio, un político populista que usa una retórica tímidamente nacionalista (y ahora “amorosa”) mientras obedientemente refuerza los intereses de los capitalistas. Aunque muchos de los que lo apoyan se oponen al “neoliberalismo” y a la “globalización” (a políticas económicas propias del capitalismo, y no al sistema en sí), el que sería su secretario de economía, Rogelio Ramírez, informó que AMLO impulsaría el “neoliberalismo social”, al igual que el expresidente priísta Carlos Salinas. 

AMLO ya señaló en sus múltiples reuniones con los capitalistas que va a continuar el mismo modelo de explotación que les beneficia, pero supuestamente “sin corrupción”, lo cual es absolutamente insuficiente para acabar con las políticas hambreadoras dictadas por el FMI, el Banco Mundial y el imperialismo. Debemos dejar atrás toda ilusión en un mesías electorero, y en que el sistema productor de una crisis mundial cada vez más profunda, el capitalismo, pueda reformarse. El capitalismo es inherentemente explotador y opresivo, en México se caracteriza por la militarización, el estado narcopoliciaco, la represión a luchadores sociales, a los indígenas y transgéneros; la criminalización de la protesta, los feminicidios, el ataque a las conquistas laborales, a la educación, y a la seguridad social; la creciente intrusión de la iglesia en el estado, la injerencia imperialista en materia económica, política y de seguridad, y la profundización de la miseria y el hambre. Esto vuelve más urgente el organizarnos para crear una nueva sociedad basada en la justa distribución de la riqueza, en la equidad y en la protección del medio ambiente.

Lo que urge no es instalar otro político burgués más “popular”, sino terminar con el capitalismo y crear una nueva sociedad. Debemos oponernos a la represión con la formación de comités de defensa obrera y la preparación de una huelga nacional contra la actual dictadura capitalista y su gobierno asesino, que se disfraza de democracia.

En el Comité Internacionalista Revolucionario llamamos a no votar por ningún partido o candidato. Nuestro propósito no es maquillar la democracia burguesa con una nueva constitución o asamblea constituyente, sino derrocar el dominio capitalista y establecer un gobierno de los trabajadores en México e internacionalmente.

¡Ningún voto a los partidos de la patronal!
¡Organicémonos por la independencia política de la clase trabajadora!
¡Formar Comités de defensa obrera!


COMITÉ INTERNACIONALISTA REVOLUCIONARIO
comiteinternacionalistarevolucionario@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario